miércoles, junio 24, 2015

Carlos Damadian R.I.P

El pasado 19 de Junio marcó la partida del trompetista Carlos Damadian. Me ha llevado un tiempo digerir la implicación de esta muerte inesperada. Había dejado de tocar hace un año y pico, supuestamente mientras esperaba que evolucionaran unos implantes dentales. Ahora sospecho que también lo estaría acosando un problema cardíaco, de la que no teníamos noticias por su tendencia a ser discreto con sus cuestiones personales.. 
Carlos fue uno de los actores del re-inicio del jazz en Mar del Plata, desde aquellas primeras reuniones en la casa donde yo vivía en la calle Peña en 1972. Fue un big bang de la que pronto se separaron la Rambla Vieja Jazz Band por un lado y el Mar del Plata Jazz Ensamble por otro. De ahí se produjeron otros desprendimientos, pero fueron los dos conjuntos principales que alimentaron la escena local por muchos años. Fuimos una familia, con nuestras rivalidades, pequeñas mezquindades y desacuerdos. Armados de pocos recursos pero con entusiasmo inmenso alimentado fundamentalmente por grabaciones, nos diferenciábamos por estilos,..jazz negro, jazz blanco, dixieland, tradicional, modernoso...pero no tanto. En fin, al final de cuentas, todos confluímos en una movida que alimentó nuestra vida, y quizás también la de algunos otros en el pueblo, y conformamos una hermandad donde nos reconocíamos mutuamente, aún en nuestras disputas. 
La desaparición de Carlos se agrega a lo que es ya una larga lista de fallecidos de nuestro movimiento...el primer tubista de la R.V.J.M de apellido Spina, de "Margarita" Páez, Pablo Trejo,  "Bocha" Martinez Lora,  Ángel Pistrito"Cacho" Giliberto, Aníbal Betinotti,  Vito Martinelli, y de mi querido Pablo Fronzi...
Quedamos algunos sobrevivientes que hacemos lo posible para mantener viva la llama. 
Volvíamos del velorio de Carlos con un humor sombrío,  compartiendo recuerdos con Ferio Espinosa y Laci Trakal. Entonces se me ocurrió pensar que quizás teníamos que desaparecer todos los que quedamos para que este ciclo desaparezca y se olvide por un tiempo. Lo más probable es que, como sucede con lo olvidado, resurja en el futuro con más fuerza de manos de gente joven que pueda llevar adelante el estandarte, sin las complicaciones que nos aquejaron, y mejor armados en lo técnico y formativo para que se pueda rescatar  la tradición y lo clásico.
Chau Carlos...nosotros te vamos a acompañar pronto, ya estamos haciendo cola. Es que...."¿Por quién doblan las campanas?"

miércoles, junio 17, 2015

Jazz vespertino y jugado.

Conjunto Delassaletta- Villa Victoria - 14 Junio- Martin Delassaletta Dbl Bass-Julián Maliandi-Gtr-Leo Gernster Osenda Drs 

La tardecita del domingo 14 se convirtió en un nochecita invernal con rachas de aguanieve y viento. Así y todo hubo un número digno de asistentes, convocados por una propuesta del grupo Buenarté que gestiona un ciclo de música y arte en la Villa Victoria. Es para los amargos que dicen que ahí no se puede tocar, que es para viejos, y que sólo está bueno tocar en las jam de trasnoche. Gimena Brun pintó durante la tocada, siguiendo una tendencia en el ambiente plástico a hacer obra junto a los músicos. Martín es especialmente receptivo a la interacción entre las artes, y en otras ocasiones ha sumado una bailarina a su conjunto. Siempre pensé que es su sensibilidad artística la que caracteriza su forma de concebir la música. El clima no daba para tocar descalzo esta vez, pero creo que hoy se nota una consolidación de su ejecución en términos estrictamente técnicos...afinación, agilidad, etc. A la moda un tanto general de hacer composiciones propias, él se ha sumado con piezas interesantes, y revelando una veta melódica que según le oírse quejarse alguna vez, se le hacía esquivo. Julián Maliandi sigue demostrando su condición de músico de excelencia, especialmente cuando se trata de las formas más contemporáneas del género y Leo Osenda me sorprendió por una evolución que no sé si es debido al contexto del trío, o a que estos pibes avanzan leguas en poco tiempo cuando estudian. El recital culminó con piezas de Julián y de Leo, y finalmente con una "impro" que pareció tener estructura de composición. 



lunes, mayo 11, 2015

JRT: Fin de ciclo

Luego de más de diez años de actividad hemos puesto fin a las actividades del Jelly Roll Trio. Paradójico final, si se quiere, ya que habíamos tenido el placer de ser invitados por Carlos Inzillo para participar de los ingredientes de Jazzologia en último festival de jazz de Buenos Aires. Luego transcurrieron una serie de fechas en nuestra temporada marplatense, en la que quizás funcionamos mejor que nunca. Quizás, presintiendo que llegábamos al final de nuestro recorrido, tocamos con algo más de desfachatez y humor.  En el camino fuimos acumulando muy buenos recuerdos. Participamos en varios festivales nacionales, e incluso fuimos invitados a tocar a Asunción de Paraguay. A nivel local visitamos innumerables escenarios, y no debemos dejar de mencionar que siempre mantuvimos un nivel constante de ensayos, reuniéndonos religiosamente todos los domingos al atardecer para practicar y tomar el café cariñosamente servido por Inés, la esposa de Ferio Espinosa.
Hoy casi nos cuesta creer todo lo hecho, y algunos logros particulares, como haber compuesto y tocado una composición extendida propia, que denominamos la "Suite Mortoniana".
Nunca me olvidaré nuestros viajes, y las constantes situaciones cómicas generadas entre Andrés Paez y Ferio Espinosa
Pero todo tiene su final, y cierto nivel de desgaste terminó por decidirnos a concluir nuestra aventura.
Una de mis motivaciones para mantener el trío es la de mantener un espacio donde yo pueda tocar jazz tradicional. Ese lugar por ahora queda vacío, pero sin duda algo irá a aparecer en el tiempo que me permita seguir despuntando el vicio.

martes, abril 07, 2015

Notas rápidas para no perder el paso...

Sábado 28 de Marzo - Teatro Colón de Mar del Plata - Presentación de Discos ICM

Los Carlitos tuvimos en honor de abrir la presentación de discos ICM, en la que participaron algunos de los grupos que empezarán a grabar en el nuevo sello de ICM (Improvisación Colectiva Marplatense). El objetivo es facilitar a conjuntos locales el acceso a la salas de grabación, para luego montar una plataforma digital que ayude a difundir la actividad del nuevo jazz en Mar del Plata.  Además de nuestro grupo, tocaron los integrantes del último invento de Julián Maliandi, el Proyecto Bubu, el grupo DeLassaletta, y el trío Dapine, y el Ensamble de Marcos Basso. En el intervalo que se producía entre cada grupo intervenían dos mezcladores de bandejas, los Redijeis. Junto con el trabajo de luces, provocaron un clima de continuidad interesante que fundía la actuación de cada grupo con sus sucesor. También intervino la bailarina Cristina Ribas, que participó en el set del grupo DeLassaletta, aportando el gesto despojado pero potente de la danza contemporánea. El montaje se completaba con la intervención en visuales de la artista plástica Azul, cuyo nombre completo no he podido averiguar hasta ahora. En las notas previas a la presentación, un texto describía la música que se propiciaba como “de espíritu fuerte, con riesgo, autenticidad, sangre, corazón, improvisación, respeto, amor, tradición, ruptura, utopía, apertura, curiosidad, fraternidad, humor, irreverencia, sudor, emoción, vuelo, compromiso, ganas e inocencia”.
Bueno, algo de eso intentamos... nos aproximamos o nos alejamos de ese ideal según nuestras posibilidades en cada día .

Viernes 2 de Abril - Museo de Arte Contemporáneo - Camarattas
Camarattas es un grupo....o proyecto, puesto que convoca distintos músicos en cada presentación, que sigue su llevando adelante su misión de poner en acto la ejecución de música de los siglos 20 y 21. Animados por Florencia Toledo, volvieron a probar que hay un público ávido de que se le brinde un repertorio audaz y representativo de nuestros tiempos. Florencia acompañó a la diáfana Victoria Cicchitti en un grupo de canciones de Maurice Ravel, entre los que me impactaron particularmente las dos "canciones hebreas".  Ravel, aún componiendo en 1914, sigue vigente.
El estreno local de Tierkreis, de Karlheinz Stockhausen es una nueva contribución  a el aggiornamiento cultural marplatense. Aquí a Florencia se le sumaron Gabriel Buffa en clarinete y Julian Maliandi en guitarra y trompeta, en una inteligente adaptación de la obra. Hay que destacar que Julián logró solvencia en lo que es su segundo instrumento, la trompeta, en condiciones de extrema exposición. Es música que no perdona, y hay que ser trompetista para entender la dificultad que implica su ejecución.
El cierre unió a los tres anteriores con Victoria ejecutando la musicalización de Julián Maliandi de un poema de Silvia Plath. Simplemente maravilloso.



lunes, marzo 02, 2015

Lo que trae el 2015

Tengo dificultades para mantener activo este blog. Hoy me veo obligado a resumir actividades en forma sumaria, y dejar abierto lo que vendrá.

Siempre dije que el verano es una época desfavorable para hacer jazz, y en realidad para cualquier otro intento artístico. La demanda quizás se incrementa, pero para un público que busca entretenimiento, no la obligación de confrontar interrogantes.
El Jelly Roll Trio, estuvo muy activo...pese a cierto agotamiento de nuestra creatividad y reiteración de repertorio. Paradójicamente nuestras presentaciones parecieron tener una impronta de mucha espontaneidad. Circulaba mucho humor entre nosotros, y algunas situaciones insólitas, como las de tocar temas sin ensayo y a pedido. Sin embargo, llegó un momento en que nos ganó el malestar, y luego de prácticamente 10 años de continuidad, hemos tenido que suspender nuestras actividades. Ya nos sucedió una vez antes, y a los pocos meses volvimos a las andadas...pero no sé si sucederá otra vez. Me da un poco de pena perder mi pata de jazz tradicional, género que nunca he querido abandonar. Veré que pasa en los próximos meses, pero algo en ese terreno tendré que emprender.

Lo que continuó con más energía es la actividad de Los Carlitos. Ahí pareciera que he hecho una subrepticia acción de apropiación, ya que el grupo pareciera dedicado últimamente a tocar mis temas. En realidad esto me da mucha satisfacción, que me permite extender mi lenguaje, y dedicarme (aunque con mucho esfuerzo) a la composición. Me estoy dando el gusto de tocar jazz del modo que me parece más vigente. Se trata de combinar estructura con libertad. Referencia a lo clásico pero con todo el espacio posible para experimentar con la innovación. Es el modelo que se ha dado en llamar "cutting edge" y que es lo que está haciendo punta a nivel internacional. No sé cuánto puede durar este proyecto, que me reúne con músicos mucho mejores que yo...a lo mejor me aguantan un tiempo más. Tuvimos pocas presentaciones, pero buenas. La última contó con la participación de Valentín Garvie, que dejó constancia de su crecimiento, tanto en lo técnico como en una estética que lo identifica.



miércoles, enero 14, 2015

Ricardo Arriagada

Ricardo Arriagada (cantante invitada: Cecilia Pugliese)- Bar 4 Cuarenta - 9 de Enero 2015 

No siempre se alinean los planetas para poder asistir a los gigs de otros músicos y amigos.  Además hay que agregar a todos los demás escenarios artísticos, teatro, danza, muestras etc que se multiplican en Mar del Plata en verano. Uno sigue trabajando como siempre, y encima, se agregan las propias fechas que sufren cierta inflación estival. En realidad nunca me convenció tocar más en temporada, pero bueno, siempre pesa una cierta ilusión de "aprovechar" la temporada, que en realidad está más orientado al entretenimiento pasatista.
Pero el viernes 9 todo propiciaba poder ir a escuchar a Ricky Arriagada. Al llegar al local, me entero que Cecilia Pugliese también se sumaba a cantar algunas de sus canciones.
Ricardo tiene un gesto que contrasta con su sensibilidad, o más precisamente, su semblante escénico es complejo. Detrás del vozarrón, de la expresión barrial, cierta imagen de motoquero barrabrava, se transparenta el poeta de fina delicadeza. Escritor sagaz, no dejo de leer sus comentarios políticos en facebook, que en general despiertan inmediata adhesión. 
Le comentaba a Cecilia, que como músico instrumental, tengo cierta sordera para las letras  , por lo que me pierdo un elemento esencial de un género que se sostiene por separado...la de la canción. Los standards de jazz, salvo unas pocas excepciones,  suelen ser de contenido banal. Nada de esto ocurre con la temática de Ricky, que se apoya en ritmos rioplatenses, algo de folklore, y fundamentalmente el tango.  Desde el punto estrictamente musical, me sorprendió lo original de algunas de sus creaciones, en particular un tema llamado "Anochece"...de factura intrigante...una delicadeza que en la voz precisa de Cecilia Pugliese adquiere calidad de orfebrería.
Algunas de sus canciones reflejan sus experiencias citadinas en Buenos Aires como en "Lluvia de Boedo". Encontramos alguna alusión las tradiciones costumbristas porteñas ("Milonga de la milonga"). Hay referencias a la cercanía urbana con la pobreza y la marginación ("Cuando solamente pasa" y "Los expulsados"). Pero también hay imágenes que remiten a la vieja Mar del Plata, como en la evocación del fenecido Cine Belgrano. ("El Cine"). Si es cierto que como lo expresa Arriagada, Mar del Plata es, en alguna medida, una ciudad desangelada, hay que agradecerle a él y sus colegas del movimiento al que pertenece, el de ir dotando a nuestro pueblo de un espíritu, o de alma. 
Porque aunque no creamos en ella, que la hay, ¡la hay!.

lunes, diciembre 15, 2014

Don Adolfo.

30 de Octubre 2014 - Acto de imposición del nombre Adolfo Ábalos al Instituto del Profesorado de Arte- Teatro Auditorium.

Está por cerrar el año, y han sucedido varias cosas dignas de haber sido consignadas. Tuvimos del 3 al 7 de Diciembre la edición anual del festival de jazz organizado por ICM, nada menos. Fueron cinco días cargados de presentaciones, clínicas, eventos paralelos. En realidad pasaron demasiadas cosas para que las pudiera comunicar, y sucede que tengo atrasado una entrada sobre el acto en que se otorgó el nombre de Adolfo Ábalos al IPA (Instututo del Profesorado de Arte), un lugar donde estudia toda una cohorte de futuros músicos y bailarines marplatenses, y donde enseñan muchos amigos y amigas.

A ver si puedo explicar porqué me parece importante honrar al nombre de Adolfo Ábalos. Eligió a nuestra ciudad para vivir con su familia, cerrando la última etapa de su vida artística tan intensa. Recuerdo que numerosas veces lo veía sentado cerca del escenario cuando yo tocaba con diferentes grupos. Siempre trataba de ir a su mesa para agradecerle la presencia. Él aceptaba mis palabras con cierta sencillez adusta, y respondía siempre con esa modestia que caracteriza a los caballeros de su provincia. Alguna vez pude contarle que mi madre inglesa usaba la colección de las "30 danzas Argentinas" para dar clases de danza en mi casa ubicada en un enclave de vecinos extranjeros angloparlantes. Auxiliada por las explicaciones que acompañaban el álbum de los discos de pasta, enseñaba los bailes folklóricos intercalándolos con los de su especialidad, la danza clásica.

Yo creo que los Ábalos forman parte de una cohorte de familias notables, entre los cuales podemos mencionar a los Chazarreta, los Farías Gomez, los Carabajal. Ellos, junto a otros más individuales como Atahualpa o el Cuchi, han dotado a nuestro país de una música que es realmente popular, accesible para todos, tanto en su apreciación como en la posibilidad de participar colectivamente, tocando, cantando o bailando. Es un legado precioso para un país, para nuestros hijos y nietos, y no sé si es suficientemente valorado. Hay que haber vivido afuera del país, (como me tocó por varios años)  para poder apreciar lo valioso de ese acervo.
Adolfo era una ser especial, que valoraba la música en una dimensión universal. Ya creo haber mencionado su amistad con Enrique Villegas y Horacio Salgán, con el que formaba una suerte de clan autodenominado "Los Fijos" (Fijos, acrónimo de Folklore, Improvisación, Jazz, Objetividad, Surrealismo). Adoraba el tango, al que contribuyó como autor de varias páginas, y apreciaba el Jazz, al que también podía interpretar con solvencia al piano.

Cuando se cumplieron con las formalidades de un acto escolar de nominación, se desplegó un recital de música que nunca podré olvidar. Fiel a la tradición familiar de don Adolfo, participaron todos sus hijos e hijas, junto a músicos amigos y colegas del IPA, y figuras como Marian Farías Gomez y Luis Salinas. La velada concluyó con una especie de jam session folklórica que hizo rugir al público.